¿Qué es las Violencia Vicaria?

Aquella violencia contra mujer que ejerce el hombre por sí o por interpósita persona, utilizando como medio a las hijas o hijos producto de la relación, de pareja, ex pareja, concubino, ex concubino, cónyuge, ex cónyuge para herir, violentar y controlar a la madre generando un daño psicoemocional a ella y a sus hijas e hijos. Antes, durante y después de la sustracción existe una violencia psicológica constante de parte del agresor hacia sus hijas e hijos, en contra de su madre. Estos sustraen a sus hijos e hijas de sus madres, amenazándolas con nunca volver a verlos, promoviendo procesos con base en simulaciones jurídicas, dilatando procesos existentes con la intención de romper el vínculo materno filial, lo cual provoca daños irreversibles y es la acumulación de varios tipos y modalidades de violencia, las cuales en su máxima expresión puede ocasionar la muerte y/o suicidio de la madre y/o de sus propios hijos e hijas.

 

¿Cómo identificar la VIOLENCIA VICARIA?

Siempre hay señales previas y “banderas rojas” a las cuales debemos estar atentas:

  • De manera constante habla mal de la madre frente a las hijas e hijos y permite que los niños y/o alguna otra persona también lo haga. Sus hijas e hijos siempre están expuestos a estos estímulos negativos.

  • No se encarga de las necesidades básicas de las niñas y niños y hace lo posible por hacerle la vida más complicada a la madre a través de las hijas e hijos.

  • Manipula a las hijas e hijos dependiendo de sus intereses y necesidades personales. Los pone en contra de la madre.

  • Amenaza a la madre de manera continua con hacerle daño a las hijas e hijos o a quitárselos.

  • Siempre interroga a las hijas e hijos para obtener la mayor cantidad de información de la madre que posteriormente usa en su contra con la finalidad de seguir ejerciendo control sobre ella.

  • Se dedica a herir, injuriar y amenazar, aprovecha los momentos de encuentro para insultar.

  • Aprovecha cada oportunidad para lastimar y amenazar a la madre y dejarle saber que las consecuencias de sus actos tendrán consecuencias graves.

 

¿Qué cambios hay en las niñas y niños?

Siempre hay señales previas y “banderas rojas” a las cuales debemos estar atentas en los cambios de actitud por parte de las niñas y niños:

  • Falta de respeto principalmente hacia la madre.

  • Preguntas fuera de contexto, con un trasfondo de mentira o inapropiados para su edad y entendimiento.

  • Falta de respeto a la nueva pareja o familiares extendidos de la madre.

  • Agresión hacia la madre.

 

Factores / objetivos del agresor

  • Afectar a todo aquello o aquellos a los que la mujer siente cariño o apego.

  • Dañar a la mujer (Ex-esposa, ex-pareja).

  • Expresar el odio hacia la mujer.

  • Gozo al ver el logro del daño.

  • Dañar la imagen de la mujer.

  • Crear desprestigio a la mujer víctima dañando su “buen nombre y honor”.

  • Amenazas múltiples.

  • La mujer y las hijas e hijos son de “su propiedad”.

  • Ocultar a las hijas e hijos para ejercer violencia.

  • Anclar a la mujer en múltiples procesos judiciales “robarle vida”.

  • Perpetuar el control sobre la mujer.

 

Rasgos y características de un agresor

  • Ocultamiento y sustractores de menores.

  • Rasgo de personalidad Narcisista.

  • Rasgo de personalidad Psicópata y/o Sociópata.

  • Controladores.

  • Mitómanos.

  • Psicópatas integrados (se manejan cordiales y sociales ante otros).

  • Agresivos pasivos.

  • Agresivos violentos.

  • Se victimizan ante la sociedad.

  • Ocultan información.

  • Ejercen poder o influencias a su favor.

  • Daña o asesina a las hijas e hijos, asegurando así que la mujer no se recuperará jamás.

  • Es el daño extremo.

  • Cosifica a sus menores hijas e hijos, convirtiéndolos en arma principal para el ejercicio de la violencia hacia la mujer

 

Factores de afectación en víctimas de VIOLENCIA VICARIA

  • Afecta principalmente a mujeres madres, niñas y niños.

  • Afectación psicológicas extremas.

  • Ansiedad.

  • Depresión.

  • Estrés post traumático.

  • Ideaciones suicidas.

  • Suicidio.

  • Daño físico.

  • Asesinato.

  • Maltrato infantil.

 

Consecuencias en las y los niños inmersos en VIOLENCIA VICARIA

  • Los niños sufren depresión.

  • Desvinculación materno-filial desvinculación hacia la familia y amigos maternos.

  • Son violentados psicológicamente.

  • Surgen problemas de personalidad.

  • Viven y llegan a ejercer violencia.

  • Autolesiones.

  • Suicidio.

  • Maltrato en todos los sentidos (físico y psicológico).

  • Negligencia en cuidado (médico, alimentos, trato, apoyo emocional, etc.)

  • Los menores son obligados y externan “No querer ver a mama”, como método de autoprotección de ellos y su madre.

  • El padre trunca el vínculo materno-filial.

 

Factores inmersos dentro de VIOLENCIA VICARIA

  • El agresor violenta psicológicamente las hijas e hijos para desprestigiar la figura y autoridad de la madre.

  • Confronta a las hijas e hijos con el otro progenitor (madre) y deteriora la relación y el vínculo con esta.

  • Utiliza los niños para espiar al a la madre o a la pareja de este o usar a los niños como recaderos de amenazas y chantajes.

  • Retiene, oculta y sustrae a las hijas e hijos, impide contacto y convivencia.

  • El agresor los hace creer que mamá es mala.

 

Características en el ámbito judicial

  • El agresor pretende conservar derechos sobre las hijas e hijos para perpetuar la violencia hacia la víctima primaria quien es la mujer.

  • El sistema judicial Mexicano se convierte en una forma del ejercicio de violencia per se.

  • El agresor cosifica a sus menores hijas e hijos, convirtiéndolos en su arma más poderosa para el ejercicio de la violencia hacia la mujer, y sabe que la ley lo ampara, por lo mismo continúa su maltrato.

  • Los menores sufren daño colateral.

  • Los menores se encontrarán inmiscuidos en un sin número de temas judiciales, audiencias, visitas, re victimizando a los hijos una y otra vez.

  • El agresor ejerce un sin-número de denuncias falsas o procedimientos judiciales con el fin de alargar procesos.

  • Este individuo sabe que además, es muy probable que la justicia hará prevalecer los derechos de El Padre, por encima de cualquier otro interés, incluso a veces, llegando a interpretar de modo perverso, que el “interés superior del menor”, consiste en estar obligadamente con ese padre y en cumplir sus deseos.

  • Problemática ligada a pagos de pensión alimenticia.

 

La mujer víctima de VIOLENCIA VICARIA

  • Las mujeres creen que al divorciarse se acabará la violencia y al poner distancia con el agresor, se pondrán “a salvo”. En la relación con un hombre violento, el divorcio, si existen hijas/os menores de edad, da comienzo al calvario para una mujer, ya que él estará dispuesto a utilizar todos los instrumentos a su alcance para continuar maltratandola, y esos “instrumentos” incluyen de forma prevalente a las hijas e hijos.

  • Pierde lentamente la mujer su patrimonio para intentar salir de la violencia y salvar a sus hijos de la misma.

  • Pierden el empleo por atender agendas judiciales.

  • Son acusadas de violencia y concebidas como delincuentes ante la sociedad.

  • Pierden a sus hijos en actos de violencia extrema (asesinato).

  • Pierden sus propias vidas.

 

Propuestas para México contra la VIOLENCIA VICARIA

  • Que se incluya la violencia vicaria en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

  • Legislar el tema de violencia vicaria y revisar los casos judiciales por guarda y custodia, así como, por sustracción de menores, priorizando el interés superior del menor, con el fin de que las infancias no vivan situaciones de violencia.

  • Estudio profundo y reconocimiento de la violencia vicaria como un grave problema social.

  • Creación de una alerta especial cuando los padres son los que sustraen a las niñas y niños en México.

  • Castigo a los padres que, con la intención de dañar a las madres, alargan procesos y dan falsas declaraciones.

  • Exámenes periciales psicológicos profundos a los padres antes de dar guarda y custodia para saber si son aptos psicológicamente para hacerse cargo de las hijas e hijos..

  • Que las denuncias por violencia familiar y violencia física hechas en los ministerios públicos sean tomadas en cuenta en los juicios de guarda y custodia, así como, al momento de las visitas y convivencias, para que estas sean supervisadas por especialistas.

  • Que se vele por el interés superior de los menores.

  • Que los procesos de justicia sean resueltos con limitantes de tiempo, evitando alargar los procesos y con prontas resoluciones.

  • Concientizar y educar a los servidores públicos en el tema e identificación de la Violencia Vicaria.

  • Sancionar falta de pagos de pensión.

  • Sancionar ocultamiento de menores y sustracciones en forma efectiva.

  • Sancionar a escuelas que nieguen información a las mujeres en referencia a sus hijas e hijos.

 

Un crimen normalizado en México

Las mujeres que sufren violencia vicaria en su mayoría han sufrido violencia emocional, psicológica, física, entre muchas otras y toman la decisión de romper ese ciclo con su agresor y al no poderlas violentar más de manera directa lo hacen a través de sus hijas e hijos. Levantan denuncias falsas, sustraen y desaparecen a los hijos, fomentan la ruptura materno-filial y amenazan a las mamás.